Latest Entries »

Dulce sin azúcar (Sorteo)

Aquí sigo, luchando contra los kilos -se resisten los jodíos- un día más. Hoy voy a bajar de peso, lo presiento. Hoy sí.

Os comenté que tenía que hablaros sobre un proyecto… pues van a ser dos. Uno para treemkt y otro para bopki.

El primero se trata de los nuevos chicles (SIN AZÚCAR) 5 Instinct con el sabor de “una cálida y fría menta”. El segundo proyecto es aún más dulce si cabe, pues hablo de la nueva fragancia de Escada de edición limitada para este verano, Taj Sunset.

Me han enviado varias muestras para repartirlas entre amigos y conocidos y las que véis en la foto quiero sortearla entre vosotras. Sé que no es mucho y aun sois poquitas las que os pasáis por el blog (por eso precisamente os lo agradezco el doble) pero prometo que la ganadora recibirá otra sorpresa en el paquete.

¿Qué hacer para participar? No tenéis que ser seguidoras del blog ni publicitarlo en el vuestro (aunque se agradecería), eso sí, de momento solo para residentes en España.

Así que sólo tenéis que comentar en esta entrada que queréis participar y el próximo lunes (4 de abril) se realizará el sorteo.(Que no se os olvide dejar un email de contacto)

Como siempre mucho ánimo. Nos leemos.

PD: ¿Os habéis fijado en el nuevo banner del blog? =) También he añadido algunos links nuevos, pero aun quedan unos cuantos.

Perdonad por el parón, pero han sido unas semanas complicadas. He vuelto de las mini vacaciones muy relajada pero con varios kilos que creí perdidos por un largo tiempo… sí, he pecado. Y no sólo mientras estuve en Canarias. últimamente me he dado demasiados caprichos, hemos organizado una fiesta en el piso… y la báscula ya me ha dicho, “a ver, o te tomas esto en serio, o lo dejas: pero no te cachondees de mí”.

Así que aquí estoy. Con la misma ilusión que el primer día. Quizá algo menos de fuerza de voluntad, pero el objetivo es el mismo y pienso cumplirlo.

Bueno, ha sido por este motivo que he estado algo desaparecida. A veces leía el foro oficial, pero apenas me he pasado por los blogs… supongo que porque me daba un poco de envidia ver la gente que seguía bajando de peso y yo con mi efecto yo-yo (que por otra parte yo solita me lo he buscado). Vamos, que me merezco una bronca de las GORDAS (no pretendí hacer el chiste fácil, a mí tampoco me hace gracia ¬¬)

Y aunque llevo algún tiempo portándome bien, siempre peso más que el día anterior.. ¡pero si lo he hecho bien! Hago ejercicio, bebo agua, voy al baño… sí, pero ya no es como al principio. El cuerpo se acuerda de todo lo que le haces… y ¿qué pronto se acostumbra una a lo bueno, verdad?

Así que necesito un poquito de apoyo. Y este blog me sirve de mucha ayuda (¡como todas vosotras!). Porque aunque esta semana va a costarme mucho, ¡lo voy a lograr! Voy a llegar a mis 58 kilos antes de mayo. ¿Por qué? Os enseñaré mi motivo…

 

¿No es precioso? Tengo una “ocasión especial” en un par de meses y ¡necesito que este vestido me quede de lujo! La modelo quizá está demasiado delgada… yo lo llenaría un poco más, ¡que hay que lucirlo! El caso es que ya es mío. Lo compré hace tiempo, en una talla 40. Entrar, entro. Es mi talla. Pero… bueno chicas, atención que estoy a punto de revelaros mi mayor complejo… los brazos. Tengo bastante grasa acumulada en la parte superior de los brazos y además tengo la espalda muy ancha, por lo que apenas me atrevo a salir a la calle sin rebeca (¡que mal lo paso en verano!).

De hecho, mis brazos fueron el motivo principal por el que empecé con Dukan… y lo que más me cuesta adelgazar. Pero se hará el esfuerzo. Y si lo consigo… prometo colgar foto con el vestido 🙂

Siento que este haya sido un post con poca utilidad práctica, pero tenía que comentároslo y desahogarme. Muchísimas gracias a todos los que estáis ahí, leyendo esto o no.

Recordadme que tengo pendiente ampliar la lista de blogs, hablaros de otras páginas muy interesantes y de un proyecto de treemkt para el que me han seleccionado. Muy pronto, prometido.

¡SOS! ¡Vacaciones!

¿Estás a dieta pero has decidido tomarte unas vacaciones? ¿Te apetece ir a la playa o a un spa sin preocuparte por recuperar el peso perdido? Pues yo sí. Este fin de semana son las fiestas de carnaval en Las Palmas (yo estoy viviendo en Madrid, pero soy canaria) y mis padres han cogido una habitación en un spa maravilloso -del que os hablaré más adelante- en media pensión y a dos pasitos de la playa.

Llega el problema… ¡pero si no hay cocina! Calma, que no cunda el pánico. Os voy a dejar unos consejillos para que nos sea más fácil cumplir la dieta durante las vacaciones:

1. Procura relajarte y disfrutar de las vacaciones. No te agobies pensando el la comida. Diviértete y mantente ocupada. Mientras estás en la playita o en la piscina, tomando el sol, recibiendo un masaje o dando un paseo por la avenida estarás distraída. No pensarás en la comida. Aprovéchate de eso.

2. Levántate un poquito antes cada mañana y sal a caminar media horita. Por los alrededores del hotel, por la playa… a descubrir sitios nuevos. ¡Cuántos lugares con encanto no habré encontrado yo por casualidad! Procura hacer lo mismo por la noche antes de dormir y ve acompañada. Normalmente en vacaciones el tiempo a esas horas permite un paseo tranquilo (a no ser que sea invierno) sin el sol abrasador.

3. Procura seguir haciendo el ejercicio de siempre: olvídate del ascensor, cambia la siesta por un video de ejercicios y sobretodo, si el hotel en el que te alojas tiene gimnasio, ¡aprovéchalo! No renuncies al ejercicio pero tampoco a pasártelo bien.

4. Intenta llevarte alimentos permitidos. Si te alojas en un hotel en MP o pensión completa probablemente el desayuno no sea difícil. Lo más probable es que tengan leche desnatada y yogures 0%. Llévate queso fresco 0%, pechuga de pavo o jamón cocido sin grasa, mermelada dukan, dukancilla… tendrás nevera en la habitación. No creo que sea un problema más allá de evitar las tentaciones que veremos pasar por delante: cruasanes, churros, cereales… (¡uf! ya me estoy poniendo mala…). A la hora de comer y cenar procura elegir siempre pescado o pollo a la plancha (puedes acompañarlo de verdura si estás en PV) o huevos. Pide que te lo hagan con el menor aceite posible y aliña las ensaladas con vinagre (mejor si es de manzana).

5. Como no siempre será posible seguir la dieta religiosamente, hazte con un quemagrasas antes del viaje. Yo consulté con mi médico de cabecera (que además es dietista y ¡hace dukan!) y me recomendó chitosán. Tomadlo antes de las comidas con grasas. Dejadlo cuando regreséis a la rutina para evitar que el cuerpo se acostumbre a él. Además, entonces no os hará falta porque el cuerpo no estará ingiriendo grasas para poderlas quemar. En la tienda oficial de Dukan venden el conocido Devorcal, otra muy buena opción y la más recomendada en la dieta.

6. ¡No olvides el salvado de avena! Debe ser lo primero que metas en la maleta. Puedes acompañarlo con el yogur en el desayuno o en la cena (siempre mejor por la mañana) o hacerte con él pan dukan, meterlo en un tupper y ¡a desayunar!

7. Recuerda beber los dos litros de agua al día. Si puedes, sustitúyelos por té verde.  A mí me ayuda bastante en los momentos de estancamiento. Disminuye el colesterol malo, ayuda a la quema de calorías y de sabor no está nada mal. Yo procuro tomarme 3 tazas como mínimo todos los días (una a media mañana, otra para merendar y una última antes de acostarme).

8. Cuidado con el alcohol. ¿Por qué será que asociamos fiesta y vacaciones con cerveza, vino y coctéls? Evitad caer en la tentación. Si no podéis por cualquier motivo, no dejéis que eso os arruine las vacaciones, lo hecho está hecho. Tocaraá compensar. De todos modos, si no podéis evitar el “chupito” de después de al comida preguntad si lo tienen sin alcohol (no es lo mismo claro, pero…). Si tenéis que acompañar la comida, preferid el vino a la cerveza (y solo una copa… no una botella). Si aún así queréis una cañita, tened en cuenta que en el mercado venden versiones light, “bajas en calorías”. Olvidáos de las bebidas de alta graduación (ron, whisky, coñac…) Sólo contienen calorías vacías y gran cantidad de carbohidratos.Tomarse tres whiskys o dos copas de coñac después de las comidas, aporta un nivel calórico similar a haber comido una cena extra.

9. Si estás realizando una alternancia 5PP/5PV o 4PP/3PV, procurad que los días de vacaciones coincidan con los días de proteína y verdura. Así será mucho más fácil a la hora de comer. A los que hacéis 1pp/1pv (el cual es también mi caso) nos costará un poquito más. Deberemos compensar cuando regresemos con algunos días más de PP, quizá algún día blanco… todo depende del peso que hayamos ganado.

10. Disfruta de tus merecidas vacaciones. A la vuelta ya habrá tiempo de compensar con más ejercicio, más proteínas y menos tolerados. Coge fuerzas y a la vuelta todo te resultará mucho más fácil. Si cometes algún exceso no te martirices. Disfruta plenamente del momento y piensa que es un premio que te has dado, una gratificación para retomar la dieta con mejor humor y mayor fuerza de voluntad.

Podéis seguir aportando consejos e iré editando el post.

Próximamente editaré también la zona de blog recomendados para añadir alguno más. Estoy descubriendo algunos apasionantes, interesantes y escritos por personas maravillosas. También tengo pendiente un post sobre algunos blogs fuera de la temática dukan. Porque no sólo de salvado de avena vive el hombre.

Y termino como os dije enseñándoos el spa al que voy a ir. No es por daros envidia ni por hacer publicidad. Más bien una recomendación si alguna vez visitáis Gran Canaria y necesitáis un momento de relax, alejados de los “guiris” de playa del inglés, del calor sofocante y de los ruidos de la ciudad.

 

Es acogedor, con unas habitaciones espectaculares. Tiene gimnasio y un spa pequeñito pero muy bien equipado. El personal es de lo mejor y el precio de los tratamientos y masajes no es excesivo. (De verdad, de verdad que no me pagan comisión).

Intentaré escribir una última vez antes de marcharme el sábado ¡Espero leer vuestros comentarios! (Mil gracias a todas las que os pasáis por el blog)

Estancadísima

20 días llevo ya subiendo y bajando de peso (subo más que bajo) como un yo-yo. ¡Pero qué me pasa!

Es extraño, porque no he cambiado mis hábitos alimenticios, ni he dejado de hacer ejercicio, ni de beber agua. Es un poco frustrante. Por lo menos ya he terminado exámenes (y me ha ido bastante bien) y es una cosa menos de la que tengo que preocuparme. Será que el estrés me hacía adelgazar…

Así que decidida a ponerle remedio, hoy me toca día blanco. Blanquísimo. Y además voy a intentar tomar varios vasos de té verde -en lugar de agua- que dicen es recomendable en los períodos de estancamiento. Os iré comentando como me va.

De todos modos está siendo una semana cansada (este cuatrimestre entoe a las 9 a la facultad y salgo a las 4 de la tarde con un sueño horrible) pero nada mala. Fuí al cine (sí, a ver Cisne negro-> recomendadísima), de compras (he bajado una talla, ¡ya llevo la 40!), de feria de abril (sin probar una gota de alcohol, lo juro), me hice un diseño de cejas y un tinte de pestañas (gracias a un cupón descuento de Groupalia: registraos que a veces hay ofertas interesantes) y tengo planeado ir a la peluquería próximamente.

Vosotras… ¿qué hacéis para sentiros mejor los días de “bajona”?

Días de cine

¡Que semanita de exámenes! Menos mal que ya solo me queda uno… de cine informativo. Y luego, ¡feria de abril! (Que en Madrid se empeñan en celebrar en febrero).

Ya os he comentado que soy muy cinéfila. No perdono mi película diaria por muy ocupada que esté en otras cosas. Esta semana pasada fue muy Montyphytoniana… Cada vez que estaba un poquito depre me ponía “Always look on the bright side of life” y me animaba muchísimo. Además estuve viendo “No es el Mesías, es un sinverguenza”, espectáculo musical homenaje a “La vida de Brian”. Y para seguir, “Un pez llamado Wanda” y “Criaturas feroces”.

Como veis he necesitado muchas dosis de comedia para combatir el cansancio de los exámenes. Y os voy a recomendar dos películas que si no habéis visto todavía, estáis tardando. Éstas también han caído esta semana: “Un funeral de muerte” (2007) e “In & out” (1997).

En cuanto a la dieta… pues a ver. Hay días en los que me tomo 4 o 5 yogures, no hago apenas ejercicio y bebo poquita agua ¡y bajo de peso! Y por el contrario, a veces me machaco con el ejercicio, me bebo los 2 litros de agua y controlo los lácteos ¡y subo! Pero bueno, ahora que ya he bajado del 66 (hoy pesaba 65,7) espero no tener que volver a ver el número maldito (66,6).

Una cosa que sí he notado que afecta mucho en la pérdida de peso es el sueño. Cuando trasnocho por estar estudiando y no duermo las 7-8 horas de rigor… la báscula sube. El descanso es muy importante.

Me encantaría no parecer tan friki hablando sólo de comida sana, cine y estudios… pero es que apenas tengo tiempo de nada más. A partir de la semana que viene mis post serán más interesantes. Lo prometo.

666

El Apocalipsis. Hoy no iba a ser un buen día y ya me lo advirtió la báscula por la mañana: 66,6. El número de Satanás.

Pues a partir de ahí -las siete de la mañana- me predispuse para lo peor. Y hoy era un mal día para un mal día -valga la redundancia-. Tenía un examen. Y como por supuesto, si algo puede salir mal, saldrá mal… pues eso. No salí especialmente contenta con el examen. Me venía a casa con el disgusto de la facultad, el disgusto del peso (después de unos días estancada en 66,3 hoy subo 300 gramos) y un dolor de cabeza tremendo.

“Bueno, veré una película y me distraeré”, pensé. Pero solo tenía “bodrios” y telefilms en el ordenador que no me apetecía ver. Al final puse Los chicos del maíz -que ha resultado no estar mal del todo, pero la he dejado a la mitad para terminarla por la noche-.

Después de un rato vagando por internet y recreándome en mi mala suerte, pense: ¿Pero la mala suerte existe? A ver, el examen te salió mal porque no lo llevabas bien preparado, te dolía la cabeza y estabas pensando en otras cosas. Y subiste de peso porque…

– ¿Estás estreñida? Pues no más de lo habitual.

– ¿Te has pasado con los tolerados? No, que yo sepa.

– ¿Tienes la menstruación? Pues va a ser que tampoco.

Vaya… sé que me dejo algo… ¡ya está! El ejercicio. Llevo una semana pegada al escritorio recibiendo únicamente la luz del flexo y por si fuera poco hinchándome a yogures con canela para quitarme el ansia del chocolate. Procuro no pasarme, pero son mi debilidad.

Pues nada, a partir de hoy voy a buscarme mi propia suerte. ¡Voy a moverme! Me he puesto a estudiar un ratito, he limpiado mi habitación -que falta le hacía- he hecho unos ejercicios que me van a dejar un culito de infarto, he decidido hacer tres días seguidos de PP, obligarme a beber 2 litros de agua al día y no tomar más de dos yogures diarios. Y en media hora voy a ir hasta la biblioteca -andando- para estudiar. Y prometo no quedarme estudiando hasta las 2 de la mañana y levantándome a las 5 el día antes del examen -que luego no descanso y me paso la tarde durmiendo-. Y esta noche antes de dormir, ritual de belleza (manicura, cremitas y abdominales mientras termino de ver la película).

¿Y sabéis qué? Ahora no me duele la cabeza. ¡Me duele todo el cuerpo! Pero me siento tan satisfecha conmigo misma… =)

¡Ups! Olvidaba el salvado de avena. Ahora mismo voy a hacerme un “arroz con leche”  dukan (un vaso de leche al fuego con dos cucharadas de salvado de avena, un poquito de edulcorante y canela por encima) que eso siempre anima.

Mucha suerte con vuestras dietas, dukanian@s. Ánimo, fuerza y sonreid mucho (incluso en los días de estancamiento) que es muy saludable, desbloquea tensiones, mejora la autoestima y además ¡favorece mucho!

Besos!!

PD: Un consejo que me dió mi madre anoche: “Neni, cuando tengas ganas de chocolate, pide a la persona que esté más cerca (a un desconocido no, claro, que va a pensar mal…) un abrazo. Me lo ha dicho mi psicoanalista. Que al dar un abrazo nos sentimos como si estuviésemos comiendo chocolate”. ¡Así que muchos abrazos! (Quien además tenga pareja ya sabe que también existe otro sustitutivo del chocolate… que además quema calorías =P)

PD2: Un poco antes de terminar de escribir el post. ¡Se me borró por completo! Va a ser que sí que es mi día de mala suerte. Ya os contaré mañana… si sobrevivo.

Caprichos

Ya estoy pensando en los caprichos que me voy a dar a partir de 15 de febrero, cuando acabe el primer semestre de la facultad. No de comida, por supuesto. La dieta la sigo a rajatabla y de momento aunque me ha picado algunas veces el gusano de la tentación no me he dejado llevar. Sólo llevo 16 días, claro. Pero estoy orgullosa.

El año pasado por esta misma época -exámenes- bajaba todas las tardes a comprarme cualquier chuchería o me hinchaba a pan con nocilla, porque estudiar me causaba bastante ansiedad. Este año creo que lo llevo bastante mejor, estoy más tranquila. Aunque no sé… el miércoles tengo el primer examen y ya os contaré qué tal.

A lo que iba, los caprichos. La tarde del 15 dormiré mucho, para recuperar sueño perdido -de momento estoy durmiendo entre siete y ocho horas al día, pero seguro que la noche antes de los exámenes no serán más de 4, que siempre pasa igual-. Y al día siguiente pienso salir de compras. Estoy deseando ver si después de un mes con Dukan he bajado al menos una talla -empecé y sigo con la 42, aunque no me he comprado ropa en este tiempo- o por lo menos, me queda mejor.

Después pienso irme a la peluquería.  Que me estoy descuidando últimamente con eso de que no salgo con los exámenes y me quedo sin vida social -menos mal que en un piso de estudiantes donde vivimos cinco chicas nunca puedes aburrirte-. Así que voy a volver a dejarme el flequillo recto que tenía el año pasado. Por cambiar un poco.

Y por la noche ¡al cine! Hace muchísimo tiempo que no voy al cine, con lo cinéfila que soy. Veo películas TODOS los días… incluso en estas fechas, para distraerme. Pero el precio del cine es tan elevado… y menos mal que ya no como palomitas, porque cuestan incluso más que la entrada.

Pues eso, tengo especial interés en una película, “Black Swan” de Aronofsky (Pi, Requiem por un sueño…). Y pienso verla SÍ O SÍ en pantalla grande.

A la noche tocará salir con las chicas. Todas con el vasito de vodka o de sex on the beach y yo con mi Coca Cola zero. Pero no pasa nada, será una gran noche… y una gran mañana sin resaca.

Con esos caprichitos me sentiré mejor que si me hubiese metido una tarta de chocolate entera entre pecho y espalda.

Y ya para ir cortando, decir que según mi IMC (índice de masa corporal, que podéis calcular aqui) ¡ya no tengo sobrepeso!

Mi IMC actual es de 24,9 (entre 20 y 25 se considera peso normal, a partir de 25 sobrepeso). Sé que aún no estoy en mi peso ideal (58kg) pero me dió una alegría… Antes de empezar la dieta mi IMC era de 26,3 y cuando llegue a mi peso, será de 21,8.
Otra razón de PESO para seguir con la dieta sin rendirme.

Ánimo Dukanian@s, un beso.

2 semanas con Dukan

Debería actualizar el blog bastante más a menudo -y a partir de ahora intentaré escribir al menos una vez a la semana- para no ir perdiendo la motivación. Pero es época de exámenes para los universitarios “del plan antiguo” (los que no somos de Bolonia) y aunque me encante Madrid, no me gustaría tener que venirme en septiembre para examinarme de lo que pude quitarme en febrero. Prefiero disfrutarlo en Canarias, en la playita luciendo el tipín que se me va a quedar después de la dieta!

Bueno, resumo mis primeros 15 días con Dukan.

Realicé 3 días de ataque en los que perdí 1,7kg y hasta ahora 3,6kg. Me quedan 8 y medio. Lenta pero segura. Según el cálculo de Dukan hasta principios de  abril. Un largo crucero. Lo justo para disfrutar de él.

Así que me despido hasta un próximo post. Gracias a todas las dukanianas (y dukanianos) blogueros que con sus recetas, consejos y experiencias hacen esta aventura un poco más fácil. Os aconsejo sus blogs. (He añadido un apartado con blogs recomendados)

Dieta Dukan

Yo también he caído. Llevo 4 días haciendo la dieta Dukan. Hoy ha sido mi primer día de crucero.

¿Crucero? Bueno, si estás leyendo esto es probable que ya sepas de lo que hablo. Por si acaso, ahí va un breve resumen de esta dieta elaborada por Pierre Dukan y explicada en los libros No consigo adelgazar y El método Dukan ilustrado.

La base del método Dukan se encuentra en 100 alimentos -proteínas y verduras- a voluntad a consumir durante 4 fases:

– Ataque: La más estricta. Dura entre 1 y 10 días y es el período en el que más peso se pierde.

– Crucero: Se alteran días de PP (Pronteínas puras) y de PV (Proteínas y verduras) hasta alcanzar el peso deseado.

– Consolidación: Tiene una duración de 10 días por cada kilo perdido e incluye dos comidas “de gala”.

– Estabilización: En la última fase vuelves al estilo de vida normal, pero debes hacer un día de PP a la semana y tomar salvado de avena a diario.

Disculpad si no explico con más detalle, pero en blogs y foros ya mucha gente la ha explicado mejor de lo que yo podría hacerlo. Consultadlo si tenéis dudas. De todos modos, lo mejor antes de empezar la dieta es comprarse el libro. Además si quieres más información, conocer el peso que debes perder o apuntarte al coaching personalizado visita la página oficial: http://www.dietadukan.es

Os comentaré mi propia experiencia en próximos posts. Ya es tarde y mañana tengo que madrugar.

Un abrazo 🙂